jueves, 17 de julio de 2014

Precauciones en el embarazo con el calor del verano

Una creciente y persistente ola de calor puede convertirse en un riesgo para la salud de la embarazada y su bebé. 
Las mujeres embarazadas deben también tomar especial cuidado a estas altas temperaturas.

La “intolerancia al calor” es un síntoma habitual en la embarazada.

Durante el embarazo la temperatura corporal es ya de por sí un poco más alto que el normal, con lo cual, el calor agregado del ambiente puede tener mayor impacto en ellas.

Los síntomas de un “golpe de calor” a los que deben estar atentas son:
Entre los síntomas más importantes que nos pueden indicar que alguien está sufriendo un golpe de calor podemos encontrar:
  • Mareo.
  • Confusión, desorientación.
  • Sudoración excesiva al principio, con posterior falta de sudor.
  • Enrojecimiento y sequedad de la piel.
  • Fiebre
  • Aceleración del ritmo cardíaco con latido débil.
  • Dolor de cabeza.

Prevención en el embarazo ante el calor

Hidratación, un consumo de agua de 1,5 a 3 litros diarios dependiendo de la masa corporal. El beber agua en exceso no es recomendable ya que podría producirse una sobrehidratación, que es tan nociva como la falta de esta.

Por supuesto, mantenerse bien lejos del alcohol ya que el alcohol produce el efecto contrario: deshidrata en lugar de hidratar.








Modificar o acomodar la dieta es otro buen consejo. Evitar las comidas pesadas ricas en grasas e hidratos de carbono. Dar preferencia a los platos fríos, en particular ensaladas y frutas.
 
Para fuera de casa, propone el consistorio, hay que evitar salir de casa durante las horas centrales del día, reducir la actividad física, especialmente la realizada al aire libre en las horas de máximo calor, y, si no hay más remedio que salir, es mejor descansar y protegerse del sol.

Para el interior de las viviendas, es aconsejable mantener las persianas bajadas y las ventanas abiertas, tomar duchas o baños de agua fría con frecuencia, beber por lo menos tres litros de agua al día por día y evitar comidas copiosas y calientes.

Siguiendo estos consejos básicos y el sentido común, la embarazada podrá muy fácilmente ignorar las alertas de altas temperaturas y disfrutar de esa etapa tan particular en la vida de una mujer


Masaje perineal

El masaje perineal es un técnica que se realiza en el embarazo para estatificar los tejidos del periné y evitar así desgarros o posibles epi...