martes, 13 de enero de 2015

Embarazo y toxoplasmosis

EMBARAZO Y TOXOPLASMOSIS                  

¿Qué es la Toxoplasmosis?
Es una enfermedad infecciosa, originada por un parásito que se llama Toxoplasma gondii  que se encuentra parasitando la carne de muchos animales, entre ellos el cerdo. También se encuentra en la tierra, en vegetales u otros productos contaminados con sus huevos (ooquistes).

Es una enfermedad que si se contrae en otra etapa de la vida suele ser asintomática y no da ninguna clínica, o algunos síntomas inespecíficos parecidos a los de la gripe, pero que si se adquiere estando embarazada puede transmitirse al feto a través de la placenta y producirle problemas muy graves, como retraso psicomotor  y ceguera.

Por eso durante el embarazo, se realizan varios análisis de sangre en los que se solicitan los anticuerpos frente al Toxoplasma, para saber si la futura mamá ha pasado la enfermedad anteriormente,  y ha quedado inmunizada para ella, o si por el contrario,  nunca ha tenido contacto con ella, y  todavía tiene el riesgo de contagiarse y transmitirla al bebé.

En este último caso, a la madre se le indica que no debe consumir productos cárnicos ni embutidos no elaborados, al igual que frutas y verduras no bien lavadas que puedan estar contaminadas por el parásito. También se recomienda equivocadamente a las embarazadas, deshacerse de sus gatos o no tener un trato cercano con ellos, ya que el toxoplasma puede parasitarlos y éstos lo excretan por las heces cuando se han infectado.

Los gatos son el único huésped definitivo para este parásito, es decir, el gato es el único animal en el que este parásito incuba sus huevos (ooquistes).
El Toxoplasma gondii, se encuentra sobre todo en la tierra, y la suelen transmitir los roedores o pájaros. El gato al cazar y comerse estos animales, es infectado por el parásito y éste utiliza al gato para incubar sus ooquistes. Si el gato, está en casa y sólo come pienso, no puede infectarse por Toxoplasma.

Un gato infectado con el parásito, lo excreta en las heces durante un mes. Estas heces con ooquistes deben estar expuestas durante 24-48 horas para que sean infecciosas, cosa que no ocurre, ya que limpiamos las heces de los gatos a diario. Además, para contagiarte por Toxoplasma, sería necesario tocar las heces con las manos y llevártelas a la boca. Lo cual es bastante improbable.

¿Cómo prevenir la Toxoplasmosis?

-      Evitar comer carne poco hecha. La carne debe calentarse hasta 60º C ó congelarse -20 ºC, para destruir los quistes (estas temperaturas no suelen alcanzarlas los congeladores domésticos).

-      Lavar bien todas las frutas y verduras.

-      Evitar hacer trabajos de jardinería. Si se hacen, utilizar guantes y lavarse bien las manos después de trabajar en el jardín.

-      Respecto a los gatos:

-      Si viven en casa y comen pienso, no contraen ni contagian la Toxoplasmosis.

 

-      Si salieran al exterior y cazaran animales vivos, habría que evitarlo durante el embarazo.

 

-      Si se tienen dudas, al gato se le pueden hacer análisis para saber si pasó la infección o no. Una vez que la ha pasado, al igual que las personas, queda inmunizado de por vida y ya no puede contagiarla.

 

-      Procura limpiar el arenero con guantes y lavarte bien las manos después. Es aconsejable limpiarlo diariamente y desinfectarlo periódicamente.

 

-      Si aún así no te fías, pide a alguien que lo limpie por ti. ¡Recuerda que sólo te puedes contagiar si tocas con las manos heces contaminadas y te llevas la mano a la boca!

 

 

No abandones a tu gato por algo que, si se toman las precauciones indicadas, no va a ocurrir

 

¡¡Infórmate bien!!

 

 

 

Ana Botrán Velicia. Médico Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria

Laura Trillo Carmona. Terapeuta Natural de Gatos

 

Masaje perineal

El masaje perineal es un técnica que se realiza en el embarazo para estatificar los tejidos del periné y evitar así desgarros o posibles epi...