domingo, 28 de mayo de 2017

¿Qué es esto de la Reflexología Podal?



Ahora lo habitual es ir a un centro de masajes y encontrar muchos tipos de técnicas, entre ellas masajear los pies. Sin embargo hay que distinguir entre un masaje de pies sin más y un tratamiento terapéutico a través de ellos. Y aquí se entra en la reflexología podal. 
Que nos toquen los pies siempre va a ser bueno. Con la simple presión se activan muchos puntos. Otro tema es hacerlo conscientemente, saber lo que se está tocando y por qué.
La terapia implica tener un buen conocimiento de anatomía del cuerpo completo. No solo saber dónde están los órganos o cómo funcionan los distintos sistemas, también se tiene que saber la función de cada uno, conocer las enfermedades y las consecuencias de cada una tanto física como mental y emocionalmente.
Añadido a todo esto, viene el conocimiento del pie en sí. Cada uno de los puntos que se tratan es el reflejo de un órgano, glándula, etc. Eso no significa que esté directamente conectado. En realidad tienen el mismo punto de recepción y emisión de información en el cerebro: al tocar el punto reflejo del hígado, por ejemplo, se recibe y se envía información al cerebro, la cual viene y va al hígado. 
Además, se pueden tratar zonas doloridas del cuerpo sin tocarlas, puesto que se trabajan los puntos reflejos en el pie. Casos como edemas, inflamaciones o mastitis.

Un reflexoterapeuta tiene conocimientos muy amplios de anatomía (no solo podal), psicopatología y otras terapias complementarias como masaje metamórfico, esencias florales, etc. Además, aunque se hagan recorridos, se centran las sesiones en aquellas patologías o dolencias que sufre el paciente conociendo todas las contraindicaciones en cada caso concreto.
A tener muy en cuenta que la reflexología no se usa solo para curar sino también para prevenir.
Podría seguir hablando largo tiempo pero sobre todo esto hay mucha información por internet.

¿En qué casos específicos de la mujer se puede usar la Reflexología podal?
Salvo casos muy concretos, se puede usar la reflexología tanto para mantener el bienestar de la persona, como para tratar todo tipo patologías y problemáticas concretas o acompañar otros tratamientos.
 En el caso concreto de la mujer, es muy eficaz en:

-          Menstruaciones dolorosas y/o irregulares: amenorrea, dismenorrea, menorragia, síndrome premenstrual pronunciado…
-          Embarazo: estreñimiento, hemorroides, retención de líquidos, acidez, cansancio, ciática, dolor de espalda… (No recomiendo tratamiento durante las 12 primeras semanas de embarazo)
-          Posparto: agotamiento, mastitis, dolor de espalda, hemorroides, nerviosismo/ansiedad…
-          Menopausia: para aliviar los síntomas y para acompañar el proceso de cambio de etapa de una forma respetuosa y relajada.

¿Y la Reflexología en bebés y primera infancia?
Los bebés e infantes son más sensibles a los tratamientos, a lo que se añade que la reflexología podal nos posibilita el trabajar zonas dolorosas, molestas o en fase aguda de dolor, sin tocarlas, solo mediante la manipulación podal.
En este caso recomiendo que los padres aprendan a solventar las problemáticas más frecuentes a través de talleres y sesiones específicas con un terapeuta especializado. De esta manera siempre van a poder recurrir a la reflexología estén donde estén y en el momento concreto en que se necesita.
Se trata de una manipulación sencilla puesto que los movimientos que se aprenden son concretos y precisos, previamente estudiados y comprobados. Y sobre todo es sorprendente el resultado que se obtiene.
¿Qué se puede tratar desde el nacimiento?


-          Cólicos
-          Problemas intestinales: gases, estreñimiento, diarrea, malestar digestivo
-          Traumas de nacimiento, estrés y ansiedad
-          Nerviosismo
-          Insomnio, desajustes en los ciclos de día y noche
-          Afecciones respiratorias, mucosidad
-          Procesos inflamatorios
-          Procesos de crecimiento (ayuda a relajar el organismo en procesos de cambios físicos naturales)
-          Y un largo etcétera
¿Todavía no habéis probado la Reflexología Podal? Cualquier momento es bueno, es un regalo para los pies y para el bienestar de todo el organismo.

Masaje perineal

El masaje perineal es un técnica que se realiza en el embarazo para estatificar los tejidos del periné y evitar así desgarros o posibles epi...