lunes, 23 de noviembre de 2015

Los abdominales clásicos




Seguro que alguna vez en tu vida has realizado los “abdominales clásicos”, en los que se eleva  el tronco para realizar el ejercicio.  Además seguramente lo hayas hecho aguantando el aire porque nadie te dijo que eso es malo. ¡Pues sí! es malo aguantar el aire al hacer un abdominal clásico y además este ejercicio de por sí es perjudicial para la salud de tu suelo pélvico y para la diastasis abdominal (separación de los rectos abdominales).
Cuando se realizan un abdominal mediante la elevación del tronco, se produce una disminución del espacio abdominal- pelviano y en consecuencia un aumento de presión que se dirige de forma repetida a nuestro suelo pélvico. Las presiones repetidas favorecen el debilitamiento de nuestro suelo pélvico y además se favorece la producción de prolapsos (descenso de un órgano por la vagina). También  se produce un abombamiento del abdomen favoreciendo esto la separación de los rectos abdominales y favoreciendo la diastasis abdominal.
Una forma de disminuir (que no eliminar) los efectos perjudiciales de los abdominales clásicos es llevarlos a cabo durante la espiración, es decir soltando aire y nunca aguantándolo. De esta forma se reduce la presión en la cavidad abdomino-pelviana. Además para proteger nuestro periné en la realización de cada ejercicio debemos contraer los músculos del suelo pélvico de forma que amortigüen un poco el aumento de presión generada.
La única forma de evitar los efectos nocivos de estos abdominales es NO HACERLOS y sustituir los típicos abdominales por ABDOMINALES HIPOPRESIVOS.  Con los ejercicios hipopresivos se genera una presión por debajo de 0 en nuestro abdomen, evitando las consecuencias negativas derivadas del aumento de presión.
Y ahora la pregunta es ¿Con los  hipopresivos voy a conseguir trabajar mis abdominales?  Y la respuesta es SÍ, ABSOLUTAMENTE. De hecho los principales músculos abdominales que se trabajan serán el transverso y los oblicuos los cuales van a tener un papel fundamental en el mantenimiento del  talle de la cintura.
Además de los efectos en los músculos abdominales, los hipopresivos tienen efectos beneficiosos sobre los músculos del suelo pélvico (se contraen de forma refleja durante la realización de los ejercicios) y sobre los prolapsos (efecto de aspiración sobre los órganos descendidos).
En Maternatal tenemos todo lo anterior en cuenta y por eso ofrecemos clases de hipopresivos, y de AbdoPilates (en las que se combinan Pilates e Hipopresivos).  Comienza tus clases y cuídate. ¡No te arrepentirás!

Masaje perineal

El masaje perineal es un técnica que se realiza en el embarazo para estatificar los tejidos del periné y evitar así desgarros o posibles epi...