martes, 5 de diciembre de 2017

10 mitos sobre la lactancia materna

Se ha demostrado que amamantar es algo positivo para la madre y el bebé, sin embargo hay muchos mitos alrededor del tema que preocupan a muchas madres. Si no produces suficiente leche, si es de mala calidad, si se debe vaciar los dos pechos en cada toma. A continuación desmentimos algunos de los más comunes. Digan lo que digan, la lactancia materna siempre es la mejor opción para el bebé. 
lactancia-materna
1/ Hay madres que no producen suficiente leche
2/ La madre que amamanta debe tener una dieta especial y restringir ciertos alimentos, para evitar gases y cólicos en los niños
Sigue leyendo...
El postparto puede hacerse "cuesta arriba" y es normal, ya que el ritmo de vida, los horarios laborales, el cansacio mater/paternal, las pocas horas de sueño que nos suelen dejar los bebés, el exceso de información clara sobre aspectos de la maternidad o la crianza, las presiones, convencionalismos o "normas" sociales sobre como criar a nuestros hijos, hacen que muchas veces seamos incapaces, nos sentamos inseguras de nuestras decisiones o nos dejemos llevar por el exterior, por ideas, guías u manuales demasiado rígidos, olvidándonos de seguir nuestro "instinto" o simplemente nuestras propias necesidades y modo propio de hacer.
Encontrar esa manera personalizada que nos viene bien, puede costar su tiempo y los grupos de crianza y centros de atención a la maternidad contribuyen en crear ese espacio de compartir, expresar, vernos reflejadas en otras madres o instarnos a que no nos olvidemos de nosotras mismas como mujer, después de haber sido madres.
MaterNatal trata el postparto al igual que el embarazo: Como una fase de especial atención, en la que mamá tiene que además de cuidar a su hij@, cuidarse ella misma y encontrarse de nuevo, integrar esta nueva mujer, ya convertida en mamá, en mujer-mamá.
Estos son los principales servicios que tenemos en el postparto.
No dudes en coger el teléfono y preguntarnos lo que necesites, estaremos encantadas de ayudarte.
info@maternatal.com - whatssap: 640191018

Es prácticamente imposible que una madre no tenga la capacidad de producir leche. El bebé, al igual que cualquier cría mamífera, controla la cantidad de leche que debe producir su madre. Hay que respetar la demanda del bebé, es decir, dejarlo que tome todas las veces que el bebé lo necesite, asegurando una correcta posición al pecho.
Es muy frecuente escuchar que la madre que amamanta no debe tomar gaseosas o ciertos alimentos que puedan cambiar el sabor de la leche, como ajo, coles o cebollas, que, además, pueden ser la causa de gases en los bebés. Si bien es cierto que una determinada alimentación puede influir en el sabor y color de la leche, el bebé amamantado se habitúa sin ningún problema a alimentarse con leche de distintos sabores. Posiblemente esto favorecerá que se acostumbre a la variedad de su comida cuando sea más mayor.

Masaje perineal

El masaje perineal es un técnica que se realiza en el embarazo para estatificar los tejidos del periné y evitar así desgarros o posibles epi...